23 de enero de 2011

8.4 Efectos y control de la temperatura.

ENTORNO FISICO DEL HARDWARE
Entendemos como entorno físico del hardware el entorno en el que está situado nuestro hardware, dispositivos de red y centros de computación. Es el paso siguiente en el estudio de la seguridad física al estudio del edificio. Supone el estudio de la localización del hardware, el acceso físico que las personas puedan tener a este, todo el cableado que interconecta el hardware o que le provee de energía, el control de la temperatura y demás condiciones climáticas del entorno donde se encuentra el hardware, el estudio del tipo de montaje de este hardware dentro de nuestra infraestructura y los métodos de administración y gestión del hardware y de su entorno.
SUMINISTROS DE ENERGIA PARA EL HARDWARE
Después de haber estudiado el suministro de energía al edificio debemos realizar un estudio del suministro de energía a los centros de computación o en el entorno inmediato donde se encuentra situado nuestro hardware. Es imprescindible el asegurar un suministro estable y continuo de energía eléctrica al hardware, utilizando normalmente sistemas UPS (Sistema de suministro ininterrumpido de energía) que regularán la tensión evitando los picos de voltaje que pueda traer la red y proporcionarán un tiempo de autonomía por medio de baterías en caso de cortes del suministro eléctrico.
Hay que tener en cuenta siempre que no solo es necesario proveer de un suministro estable y continuo de energía a los ordenadores y a los sistemas de almacenamiento, deberemos proporcionar el mismo tratamiento al hardware de red, incluidos concentradores, enrutadores, pasarelas y todos los dispositivos que sean necesarios para el funcionamiento normal de la empresa. Estas medidas pueden incluir también otro tipo de hardware como impresoras láser o fotocopiadoras.
Para evitar puntos de fallo es conveniente el no depender únicamente de un sistema UPS para todo el hardware a proteger, siendo más conveniente la instalación de varios UPS que puedan suministrar energía a parte del sistema en el caso de que uno de los UPS fallara. Se estudiará la autonomía de los UPS y las protecciones que proporcionan al hardware y se recomendará en su caso la instalación de más sistemas UPS o la redundancia de alguno de ellos.
Deberá estudiarse también las protecciones como fusibles, automáticos y diferenciales que tengamos en cada una de las concentraciones de hardware, como centros de computación, racks o armarios con varios sistemas montados.
CONTROL DE LA TEMPERATURA Y LA HUMEDAD DEL ENTORNO.MONITORIZACION.
Se aconseja siempre la instalación de dispositivos de control de la temperatura y de la humedad del entorno. El factor más crítico en los datacenters y en los racks y armarios ignífugos suele ser la temperatura, siendo la humedad un factor secundario sólo a tener en cuenta en climas muy determinados donde la humedad pueda afectar a los equipos.
Para prevenir una excesiva temperatura en los centros de datos y en los racks y armarios lo fundamental es tener una correcta ventilación y en el caso de habitaciones que alberguen una gran cantidad de máquinas la instalación de aparatos de aire acondicionado. A mayor temperatura menor tiempo entre fallos para todos los dispositivos electrónicos, incluidos los ordenadores, los dispositivos de red y cualquier sistema que genere por si mismo calor. Es fundamental que los ordenadores que montemos tengan una ventilación interior suficiente, incluyendo ventiladores para los discos duros y una fuente de alimentación correctamente ventilada. También son convenientes las cajas que incorporan uno o varios ventiladores para refrigerar las máquinas.
En el caso de los racks por su mayor masificación y por ser los dispositivos más pequeños y con una mayor integración de componentes la ventilación se convierte en un punto importante a tener en cuenta. Existen racks y armarios ventilados que permiten tener las máquinas en un punto de funcionamiento óptimo.
Es importante que además de tomar las medidas necesarias para tener la temperatura dentro de unos límites aceptables tengamos un sistema de monitorización de la temperatura. Este sistema puede ser un simple termómetro electrónico en la sala de computación o en los racks y armarios o un sistema de adquisición de datos conectado a un termómetro que pueda mandar datos de la temperatura a un ordenador que nos permita realizar la monitorización. Un ejemplo de un sistema de este tipo son los diversos aparatos que existen para su integración con el software Nagios y que nos permiten mediante plugins de Nagios la monitorización de la temperatura de cualquier sistema, avisándonos cuando supera los límites preestablecidos.
Debe configurarse también correctamente la bios de los ordenadores para que monitoricen correctamente la temperatura interna y avisen si esta supera los límites marcados. Lo mismo para la velocidad de giro de los ventiladores, que redunda al fin y al cabo en la temperatura que el hardware adquirirá.
ACONDICIONAMIENTO DEL AIRE
Es recomendable que todas las computadoras tengan una atmósfera libre de polvo, dentro de unos límites especificados de temperatura y humedad relativa. Tal control es sólo posible mediante el uso de equipos de climatización, que realicen las funciones básicas de mantenimiento de la temperatura del aire dentro de los límites requeridos, bien mediante la extracción del calor, o bien suministrando o haciendo circular el aire y manteniendo la humedad relativa.
Es aconsejable recomendar que el equipo se utilice y almacene a una temperatura de 21 ± 1°C y una humedad relativa de 50% ± 5%
El aire acondicionado también impide la entrada de polvo mediante presurización de la sala de la computadora con aire fresco para crear un flujo hacia el exterior del aire procedente vía ventanas o cualquier filtración por otro lugar.
FILTRADO DEL AIRE.
Es importante que los filtros se limpien o cambien en los periodos apropiados o llegarán a bloquearse y el alza de presión resultante forzará a las partículas de polvo.
UN SISTEMA DE ACONDICIONAMIENTO DE AIRE COMPRENDE:
1. Una unidad de acondicionamiento que incluye:
Una toma de aire exterior.
Un sistema de humidificación del aire.
Una batería de frío con compresor.
ntamiento. Un
Un ventilador. Una batería de cal esistema de filtrado de aire.
aire.
Un sistema de distribución de l
2. Un sistema de recuperación del aire.
3. Un conjunto de mandos y de control de las
condiciones ambiente de los locales y un
dispositivo de alarma sonora y/o visual.
4. Un equipo registrador que permita el control
continuo de la temperatura y del grado de humedad
del aire (termohigrógrafo)
El enfriamiento del aire está asegurado por los evaporadores de la central, que sirven también de deshumificadores. El frío es producido por compresores frigoríficos herméticos que utilizan fluidos, como el freón, utilizados como agentes frigoríficos.
 En el condensador se produce la transferencia de calor entre el aire y el fluido. Se utilizan varios tipos de condensadores:
• El condensador de agua utiliza agua corriente que se
pierde después, el consumo de agua es de 3 a 5 m³/ hora,
lo que es prácticamente despreciable ante una situación
permanente (de 2, 500 a 4, 500 m³ por año).
• El condensador de aire, aunque de un costo más elevado en
la instalación, tiene la ventaja de ser de funcionamiento
más económico. Se instala en un subsuelo o en un local
adaptado o en el exterior.
• El condensador atmosférico, o torre de enfriamiento, es
del mismo principio de funcionamiento que el condensador
de agua. Su costo de explotación es muy bajo.
La humidificación del aire se obtiene a partir de una admisión de agua finalmente pulverizada en un comportamiento de humidificación. Se utilizan también humificadores por calentamiento eléctrico para producción de vapor.
El calentamiento del aire se realiza mediante agua caliente o por una batería de resistencias eléctricas. Se pueden limitar en el tiempo el funcionamiento de esta batería utilizando el circuito general de calefacción cuando éste atraviesa los locales a climatizar.
El aire vuelto a tomar en el local climatizado y el aire exterior aportado pasan a los circuitos de filtrado, que retienen el 90% de las partículas de dimensión superior a un micrón. Los filtros deben limpiarse periódicamente, con una media de al menos una vez por trimestre.
El automatismo del funcionamiento de la unidad de acondicionamiento del aire está asegurado por termostatos e higrostatos, cuyas medidas tomadas en los locales climatizados controlan y modifican las condiciones de funcionamiento, conectando si ha lugar el o los dispositivos de alarma sonoros y/o visuales. La circulación de los aires en los locales climatizados está asegurada por un ventilador, lo que tiene por objeto el situar estos locales en ligera sobrepresión. El mismo circuito de ventilación asegura al mismo tiempo la toma de aire por depresión del volumen necesario para la recuperación.
El aire acondicionado puede hacerse circular:
• Por el falso piso, con recuperación por el falso techo.
• Por el falso techo, con recuperación por el falso piso o por los rodapiés.
• Por una combinación de las dos formas precedentes. Las potencias frigoríficas de las unidades de acondicionamiento del aire varían de 5 000 a 60 000 frigorías. Esas potencias cubren ampliamente las necesidades de climatización de los sistemas informáticos corrientemente utilizados. Los grandes sistemas precisan unidades especiales o la puesta en paralelo de varias unidades de acondicionamiento que aseguren la climatización ante cualquier fallo, en alguna de las unidades.
Soto Lauro. Control de temperatura. http://www.mitecnologico.com/Main/EfectosYControlDeLaTemperatura

1 comentario: